Cada vez existen más personas que buscan una alternativa a la industria textil actual en la que se utilicen tejidos y materiales sostenibles y biodegradables. Actualmente existen numerosas empresas que apuestan por el diseño de sus prendas en materiales ecológicos y que respetan al máximo al medio ambiente.

Piñatex

Diseño de Mayya Saliba fabricabo con Piñatex (www.notjustalabel.com/designer/mayya-saliba?collection=235203)

La innovación en el campo de la industria textil ecológica está apostando por la fabricación de materiales de origen vegetal que sustituyan a las telas de uso habitual en el diseño de moda y complementos como, por ejemplo, el cuero. Un gran ejemplo de esta búsqueda de la sostenibilidad aplicado al mundo de la moda es Piñatex, un tejido fabricado a partir de los residuos de las fibras de la hoja de la piña.

Piñatex, una alternativa sostenible

Su creadora es la española Carmen Hinojosa, que antes de idear el Piñatex trabajaba en la industria del cuero. Hinojosa se dio cuenta de que el cuero era cada vez más escaso y caro y que su producción era un proceso altamente contaminante. Es por ello que decidió buscar alternativas más respetuosas con el medio ambiente.

La diseñadora se inspiró en varias prendas tradicionales filipinas hechas con telas de fibra de piña. Hinojosa vio que esas fibras eran finas, flexibles pero, a la vez, resistentes, lo que las convertía en un material perfecto para fabricar un sustituto vegetal del cuero.

Barong Tagalog

El Barong Tagalog es una prenda tradicional filipina fabricada con tela de fibra de piña.

Una de sus mayores ventajas es que es un material versátil y cuyo uso puede extenderse más allá del mundo de la moda. Así, ya se disponen de algunos prototipos de mobiliario para el hogar o asientos de automóvil forrados con este tejido.

Reducir, reutilizar, reciclar

Las fibras utilizadas para fabricar el Piñatex proceden de los desechos de la cosecha de la piña. Esos subproductos de desecho son convertidos en un tejido sostenible.

Piñatex

Ciclo de fabricación del Piñatex (Ananas Anam)

Además, no solo benefician al medio ambiente aprovechando la piña, también han generado una nueva fuente de ingresos para los campesinos de la zona ya que, además de plantar piña para la venta del fruto, gracias a Piñatex también pueden comercializar las hojas.

La startup Ananas Anama, fabricantes del Piñatex, ha fichado por marcas de calzado tan conocidas como Camper o Puma para fabricar un prototipo con su “cuero vegetal”. Además, han sido galardonados con el premio a la Innovación de The Arts Foundation. A través de su página web es posible encontrar todos aquellos establecimientos que comercializan productos fabricados con este nuevo tejido. ¿Te animas a utilizarlos?

Una foto publicada por Piñatex (@pinatex_official) el